¿Por qué es fundamental el rol de traductores en las empresas?

Saber un idioma y conocerlo de cabo a rabo son dos cosas diferentes. Una persona puede aprender una lengua extranjera con el contacto con sujetos de otros países, la exposición social que tiene y el aprendizaje que tuvo en la escuela. Pero eso no significa que este capacitado para transmitir lo que ese individuo comprende a un tercero, esa es la tarea de los traductores.
Hay diferentes clases de traductores, están los científico-literarios y los públicos. Los primeros pueden realizar traducciones pero no tienen una matrícula que los habilite para dar como valido un documento, cosa que si tienen los segundos. Estos estudian las estructuras comparadas de los idiomas, hacen una puesta en común de ambos idiomas y se van especializando en diferentes áreas: científico-técnica, literaria y jurídico-económica.
Estos profesionales son muy versátiles, ya que además de poder traducir textos públicos, pueden hacer interpretación simultánea tanto como consecutiva y dar clases del idioma del que son traductores. Es por eso que contar con un traductor a su disposición es un gran valor que puede servir para múltiples tareas si uno está en continuo contacto con el exterior.